Desde el 11 de mayo, estaremos de lunes a viernes de 09:00 a 14:00 y de 16.00 a 20:00 horas

Todos los pasos que se den a favor de la detección precoz del coronavirus suponen un avance sin precedentes en la lucha contra la pandemia. Por esta razón, en las últimas semanas ha aumentado el uso de los test rápidos de la COVID-19 tanto en centros asistenciales como en otros lugares de rango extrahospitalario o comunitario.

 

A pesar de que la PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa, de sus siglas en inglés) es la que se viene utilizando desde el comienzo del estado de alarma, las nuevas pruebas rápidas permiten conocer las posibilidades de contagio en poco más de quince minutos. No en vano, nuestros test detectan los anticuerpos IGG e IGM , siendo los más precisos del mercado, frente a los que solo detectan un tipo de anticuerpos.

En las Clínicas por Tu Salud, comprometidos con la lucha contra el virus, ya disponemos de test rápidos de detección de la COVID-19 en sangre. Recuerda nuestro horario especial durante el estado de alarma y, si crees que puedes estar infectado a pesar de haber seguido nuestros consejos para evitar el contagio, ponte en contacto con nosotros.

Qué son los test rápidos de detección de COVID-19

El propio Ministerio de Sanidad explica las diferencias entre la prueba PCR y los nuevos test rápidos de detección del coronavirus. En el caso de la primera, la fiabilidad es innegable, pero su ejecución es más compleja y los resultados pueden tardar horas. En el caso de los segundos, por medio de un análisis de sangre o de un raspado nasal, se puede detectar la presencia de anticuerpos en solo quince minutos.

Estas pruebas casi inmediatas se denominan de doble banda y tienen en cuenta dos tipos de inmunoglobinas. Por un lado, la de tipo M (IgM), la primera reacción que se genera cuando el virus logra invadir el cuerpo; es decir, aparece en una fase temprana, a los 4-5 días del contagio por COVID-19. Por el otro, la de tipo G (IgG), que aparece más tarde y puede producir la inmunidad permanente frente al patógeno.

Gracias a los tests rápidos para la detección de coronavirus, podemos detectar los contagios según tres variables:

·         Si IgM es positivo y el IgG negativo, nos encontramos en una fase temprana de la infección por coronavirus.

·         Si tanto el IgM como el IgG son positivos, ya han pasado diez días desde el contagio y la COVID-19 está presente en el organismo del paciente.

·         Si el IgM es negativo pero el IgG es positivo, el enfermo ya no contagia (han pasado más de diez días) y, probablemente, su cuerpo ha generado los anticuerpos necesarios para combatir la infección.

¿Cómo se traducen los resultados de los test rápidos de detección de coronavirus en la práctica? Si su resultado es positivo, se confirma el diagnóstico del enfermo. Si es negativo pero el paciente presenta síntomas, se recurre a la PCR. En cualquiera de los casos, la medicina es una ciencia no pura que se ve afectada por diferentes variables casuales, estadísticas y particulares. A pesar de los tiempos de contagio y de generación de anticuerpos que hemos descrito, las fases pueden ser más duraderas, pueden pasar inadvertidas o pueden obtener una respuesta inmune de peor calidad.

En Clínicas por Tu Salud facilitamos las tareas de detección de coronavirus con estos tests rápidos. Pero, no olvides: quédate en casa. Si detectas algún indicio de posible contagio, no acudas a ningún centro de salud (público o privado) sin llamar antes y realizar con sus profesionales la consulta de los síntomas.

Invierte en Salud

Pide cita

Invierte en Salud

Invierte en Salud

 Reconocimientos médicos

Reconocimientos médicos