De lunes a viernes de 08:00 a 21:00 horas ininterrumpidamente

Es una de las principales preocupaciones de los padres primerizos. Ninguno ha nacido aprendido y, por tanto, cuidar de un bebé también es un reto al que nos enfrentamos todos. Pero, ¿qué tenemos que saber o cómo tenemos que afrontar la paternidad para que sea lo más tranquila y beneficiosa posible para nuestro pequeño? ¡No te pierdas estas líneas de nuestro blog!

 

En Clínicas Por Tu Salud ponemos a tu disposición nuestro servicio de pediatría avanzado. Nos preocupamos por ti y por la salud de todos tus hijos. Por eso, queremos que estén en las mejores manos posibles. Acude a nuestro centro y estaremos encantados de ayudaros en todo cuanto esté en nuestras manos.

De hecho, no es la primera vez que utilizamos este espacio para acercaros recomendaciones para vuestros pequeños. Recientemente, os dimos unos consejos para evitar las caries en los niños. Pero, si acabas de ser madre o padre, seguramente pienses que esa época todavía está lejos. No te agobies. Este post te interesa.

¿Cómo se debe cuidar de un bebé?

De recién nacidos y durante el primer año de vida, los bebés necesitan muchos cuidados y atenciones. Lo cierto es que no existe un manual para seguir, pero sí que tenemos recursos e información para hacer que estos primeros meses sean lo más llevaderos posibles. La ayuda de un pediatra profesional resulta fundamental. No en vano, las primeras visitas (sobre todo, la primera) es un momento clave para observar cómo evoluciona el pequeño en sus primeros días de vida. Además, solo durante el primer año se realizarán entre 5 o 6 consultas.

Del mismo modo, a la hora de cuidar de un bebé, muchos padres se sienten inseguros con el tema de la lactancia. Algunos, de hecho, pueden rozar o superar la obsesión. ¿Come lo suficiente? ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Qué pasa si no consigo dar el pecho? antes de llegar a un punto nocivo, lo ideal es asesorarnos y ponernos en manos de especialistas que sean capaces de guiarnos y aportarnos información fiable y permanente. Lo más cómodo siempre es recurrir a familia o amigos, pero no siempre es lo más indicado.

Del mismo modo, las vacunas y el sueño son otros dos caballos de batallas para los padres primerizos. Sobre las primeras, tienes que saber que salvan alrededor de tres millones de vidas al año y están recomendadas para toda la población infantil. Son absolutamente necesarias y será obligación de los progenitores informarse y seguir el calendario vacunal al día.

En lo que respecta a su descanso, las principales dudas a la hora de cuidar de un bebé tienen que ver sobre la cantidad de horas diarias o evitar riesgos como la muerte súbita. Los padres han de estar siempre en alerta. Así, los más pequeños siempre tienen que dormir boca arriba, en una superficie firme y evitar un exceso de abrigo, peluches u otros elementos que puedan taponar sus vías aéreas.

Invierte en Salud

Pide cita

Invierte en Salud

Invierte en Salud

 Reconocimientos médicos

Reconocimientos médicos

Especialidades