De lunes a viernes de 08:00 a 21:00 horas ininterrumpidamente

Cuidarnos y cuidar nuestra salud es básico para poder disfrutar de una calidad de vida superior. De ahí, la gran importancia de una revisión anual con tu oftalmólogo. ¿Eres de los que acude cada año a vigilar tu vista? ¿O, por el contrario, hace bastante que no acudes a un especialista? En ambos casos, sobre todo en el segundo, este post te interesa.

 

Desde Clínicas Por Tu Salud nos preocupamos por ti. Por tu salud en general, no solo por tu vista. No hace mucho os hablamos de los principales síntomas para visitar a un otorrino. ¿Es la audición la gran olvidada de nuestra rutina de cuidados? Seguramente. Por eso hay que ponerle remedio cuanto antes y tratar de preservar nuestro oído lo máximo posible, incluso mientras nos hacemos mayores.

Pero en lo que se refiere la vista, lo cierto es que contamos con una mayor cultura del cuidado de la visión. En ocasiones, insuficiente, eso sí. Dentro de la importancia de una revisión anual con tu oftalmólogo tenemos que contarte que resulta esencial para prevenir toda clase de alteraciones. Lo ideal es acudir anualmente, aunque la periodicidad puede variar a cada seis meses dependiendo de nuestros antecedentes.

La importancia de una revisión anual con tu oftalmólogo está fuera de toda duda

No es ningún secreto. Existen ciertos problemas oculares que pueden agravarse si no se tratan a tiempo. Del mismo modo, algunos inconvenientes pueden tratarse, minimizarse y solucionarse con un diagnóstico certero y temprano. Esto solo puede ser llevado a cabo por un especialista. ¿Realmente te estás pensando ponerte en manos de uno?

Hay que ser conscientes que en lo que se refiere a la importancia de una revisión anual con tu oftalmólogo, esta cobra todavía más sentido cuando hablamos de niños. Su visión se encuentra todavía en formación y es, además, cuando más sencillo resulta detectar los problemas y tratarlos. Por ello, es fundamental acudir, al menos, una vez al año desde edades tempranas.

Pero no menos importante son las revisiones para mayores de 40 años. A partir de esta edad, los exámenes oculares pueden descubrir factores de riesgo y anomalías relacionadas con el paso de los años, como las cataratas o la presbicia.

En cualquier caso, lo ideal será siempre ponerse en manos de especialistas que sean capaces de asesorarte, cuidarte y velar por el buen estado de tus ojos y de tu visión.

Invierte en Salud

Pide cita

Invierte en Salud

Invierte en Salud

 Reconocimientos médicos

Reconocimientos médicos

Especialidades