De lunes a viernes de 08:00 a 21:00 horas ininterrumpidamente

El hecho de acudir al otorrino debería estar interiorizado como lo está visitar a nuestro oculista o nuestro dentista. Si anualmente nos hacemos revisiones de boca o vista, ¿por qué no de oído? Parece como si lo dejáramos de lado, ¿verdad? Pues no debería ser así y vamos a explicarte los motivos en este nuevo post de nuestro blog.

 

Hoy en día, son muchas las dudas sobre cuándo acudir al otorrino. Como decimos, en nuestra opinión sería muy interesante llevar a cabo revisiones periódicas. De esta manera, un especialista sería capaz de identificar cualquier pequeño inconveniente y adelantarse a él, ofreciendo soluciones personalizadas para cada paciente concreto.

Pero, por lo que sea, no siempre podemos adelantarnos a los problemas. Esto es innegable. Son muchas las ocasiones en las que tenemos que vernos en medio de situaciones que afectan a nuestra salud y que requieren de la intervención de un otorrino. ¿Cuáles son las más habituales? Vamos a tratar de resumírtelas a continuación.

Momentos en los que tenemos que acudir al otorrino. ¡No te lo pienses!

·         ¿No oyes con claridad o no consigues distinguir bien las palabras en ambientes ruidosos o en conversaciones telefónicas? En ese caso, necesitas un especialista que te ayude.

·         También sería interesante acudir al otorrino si escuchamos pitidos, zumbidos, chasquidos o palpitaciones internas en nuestros oídos.

·         Dolor o supuración de oídos.

·         Si padeces cierta sensación de presión.

·         Dificultad para igualar la presión en los oídos tras haber montado en avión o practicado buceo.

·         También sería aconsejable acudir al otorrino en caso de padecer una severa sequedad o sangrado de la nariz.

·         Otra situación nada aconsejable y que requerirá la intervención de un especialista es cuando se produce moco de manera excesiva.

·         ¿Tienes dificultar para respirar a través de la nariz?

·         Es conveniente acudir al otorrino cuando se padecen catarros, faringitis o amigdalitis de repetición.

·         También se puede resolver con este especialista casos de ronquidos excesivos por las noches o cuando se dan pausas respiratorias durante el ronquido.

·         Si padeces ronquera habitual o cambios en la voz tras hablar durante largos periodos de tiempo, lo mejor que puedes hacer es acudir al otorrino cuanto antes.

¿Tienes alguna duda? En Clínicas Por Tu Salud nos ponemos a tu entera disposición para ayudarte en todo cuanto esté en nuestras manos. ¿A qué estás esperando?

Invierte en Salud

Pide cita

Invierte en Salud

Invierte en Salud

 Reconocimientos médicos

Reconocimientos médicos

Especialidades