De lunes a viernes de 08:00 a 21:00 horas ininterrumpidamente

Es uno de los tratamientos más demandados en la actualidad. Su público objetivo abarca toda clase de personas, independientemente que sean jóvenes o mayores, hombres o mujeres, deportistas… Quizá por ello, son varias las preguntas frecuentes sobre la presoterapia que nos suelen realizar. En este post, vamos a tratar de despejar las dudas más importantes, aquellas cuestiones que suelen asaltarte. ¡Comenzamos!

 

Como ya sabrás a estas alturas, estamos ante un tratamiento de gran eficacia que lucha contra las alteraciones del sistema circulatorio, así como contra la celulitis, las piernas cansadas y demás problemas de tipo médico o estético que pudieran darse en las extremidades.

A través de la presoterapia se aplican diferentes presiones a modo de masaje que derivan en efectos muy positivos para el paciente. En un post anterior en este mismo espacio ya os explicamos los principales beneficios de la presoterapia. Entre los más importantes, la activación de la circulación, el aumento de la oxigenación celular, mejorar el drenaje linfático o frenar la retención de líquidos. Si tienes interés en conocerlos todos, no te pierdas el artículo que creamos y en el que te los explicamos en profundidad.

Una de las preguntas frecuentes sobre la presoterapia que nos realizan muchas veces tiene que ver con qué se siente durante una sesión. Gracias a nuestra experiencia, queremos dejarte claro que no te va a doler nada. La sensación se acerca más a un masaje que a otra cosa gracias a los distintos movimientos de compresión y relajación con los que se consigue una activación total del sistema linfático.

Otra de las cuestiones más relevantes tiene que ver con las zonas en las que podremos aplicarnos presoterapia. En este punto, tenemos que aclarar que, aunque lo habitual suelen ser las piernas, este tratamiento está indicado para todo nuestro cuerpo. No es nada raro aplicarlo, por ejemplo, en el abdomen o en los brazos. ¡Consúltanos!

La tercera de las preguntas frecuentes sobre la presoterapia que nos soléis hacer se centra en la duración y el número de sesiones totales que se necesitan para comenzar a notar los resultados. Una sesión se suele alargar entre 30 y 45 minutos, mientras que el total de ellas dependerá de cada persona, de sus objetivos, de su estado actual y de su propio historial médico. Como puedes comprender, las metas más ambiciosas requieren de un mayor número de sesiones. Lo ideal será realizar dos o tres a la semana hasta alcanzar esos objetivos. Posteriormente, se pueden realizar otras de mantenimiento.

preguntas frecuentes sobre la presoterapia

Invierte en Salud

Pide cita

Invierte en Salud

Invierte en Salud

 Reconocimientos médicos

Reconocimientos médicos

Especialidades